Acusan a cuatro marroquíes de lesiones y odio tras dejar en coma a un joven en Zaragoza: le dieron una paliza terrible

Los cuatro jóvenes buscaban pelearse con alguien

Fue en 2017 cuando cuatro marroquíes salieron por las calles de Zaragoza no para disfrutar de la noche, sino para agredir brutalmente al primero con el que se cruzaran. Desgraciadamente para Luis Miguel A., fue él quien tuvo la mala suerte de encontrarse con los cuatro agresores a las puertas de un bar del Casco Viejo de la ciudad.

Los cuatro acusados Mohamed R.T., Brahim T. y los hermsno gemelos Imadedine y Adel M., habían salido para pelearse con alguien como modod de divertirse. En la madrugada del 2 de abril, Luis Miguel A. recibió una brutal paliza, pero antes, los ahora procesados le dijeron: «Somos los moros del Gancho y buscamos problemas».

Como consecuencia de la terrible agresión que sufrió, Luis Miguel, que entonces tenía 33 años, sufrió una lesión medular que le provocó una parálisis parcial de las cuatro extremidades. Ha necesitado 518 días para curarse, pero las secuelas que le han quedado son notables, entre ellas numerosos dolores y la parálisis del brazo derecho.

Ahora, la Fiscalía los acusa de un delito de lesiones agravado, pidiendo nueve años de prisión, mientras que la acusación particular también pide un delito de odio, ya que cree que agredieron a su cliente por racismo.

La abogada de la víctima pide una indemnización de 38.000 euros por las lesiones y de 50.000 por las secuelas sufridas, además de 12.000 por los daños morales y perjuicios ocasionados.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.