Casado ofrece a Pedro Sánchez aprobar un estado de alarma de ocho semanas

El Partido Popular solo apoyará el estado de alarma si se garantiza que dura menos de dos meses. El presidente de los populares, Pablo Casado, ha ofrecido este lunes a Pedro Sánchez un estado de alarma de ocho semanas y «acometer un plan b jurídico alternativo».

Pablo Casado ha anunciado en rueda de prensa que el principal objetivo es «limitar el plazo del estado de alarma a un máximo de ocho semanas». «Debería ser un mes, pero vamos a dar un margen que permita un acuerdo», ha manifestado Pablo Casado. «Vamos a dar un margen para intentar llegar a un acuerdo. Pedimos que se pueda limitar la movilidad en los tres principales puentes que vienen. En el campo económico, queremos salvar la campaña navideña. Y si se permite, queremos dar tranquilidad a los españoles, sobre todo los mayores, que ven que no pueden ver a los suyos hasta el 9 de mayo», ha añadido.

Fue en el XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar donde Pablo Casado destacó que «lo urgente es salvar vidas». «La alarma es una excepcionalidad constitucional que tiene que ser tasada en el tiempo y siempre tiene que estar sujeta a un control parlamentario».

«Espero que tengamos la oportunidad de hablar durante la semana», ha dicho Casado mostrando su disposición a negociar con Pedro Sánchez. El líder del PP también ha cuestionado que el Gobierno delegue la autoridad a las autonomías al defender que «no pueden actuar con autoridad delegada».

Por otro lado, Pablo Casado ha reclamado al Ejecutivo de Pedro Sánchez una reducción del IVA, principalmente en las mascarillas. «Es mejor pagar menos impuestos y tener más flexibilidad».

«Queremos captar inversión internacional, y para ello planteamos una nueva Ley Beckham, para ser competitivos, como está haciendo Portugal y la zona norte, y un fast track para atraer talento», ha propuesto el líder de los populares.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.