El Gobierno obliga a las empresas de más 50 trabajadores a hacer auditorías salariales de género

El Gobierno ha acordado la medida con CCOO y UGT

El Gobierno de Pedro Sánchez obligará a las empresas de más de 50 trabajadores a hacer auditorías salariales que sirvan para «eliminar la brecha de género».

El objetivo de estas auditorías salariales, impuestas por el Gobierno, es que las empresas evalúen y valoren los puestos de trabajo con criterios «objetivos y adecuados» para evitar la brecha de género, así se ha acordado este jueves tras cerrarse el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos UGT y CCOO.

Las ministras de Trabajo e Igualdad, Yolanda Díaz e Irene Montero, junto a Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción Sindical de CCOO y Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT.

«A muchos empresarios les hubiera gustado formar parte de este acuerdo que supone un nuevo hito en el avance de la igualdad efectiva en el mundo laboral», dicen desde la patronal según informa ‘eldiario.es’.

Todas las empresas, independientemente del tamaño de sus plantillas, deben tener registros salariales por categorías y sexo que incluyan salarios y complementos, pero también cualquier percepción extrasalarial. Si la diferencia entre un sexo y otro fuera del 25%, las empresas deberán justificar por escrito a qué se debe la brecha.

Las empresas de más de 50 trabajadores, estarán obligadas a hacer auditorías salariales que evalúen y valoren cada puesto de trabajo. También deberán incluir planes de acción para combatir las diferencias.

«Un trabajo tendrá igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes», se puede leer en el texto.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.