El joven que denunció ser víctima de una agresión homófoba en Malasaña reconoce que se lo inventó

¡El joven reconoce que se lo inventó!

Confirmado. No hubo agresión homófoba alguna en Malasaña. Estos últimos días se ha venido hablando de la agresión que había sufrido un joven en el céntrico barrio de Madrid en la que le habían escrito con una navaja la palabra «maricón» en una de sus nalgas.

El joven de 20 años, español, denunció a la Policía lo que parecía una brutal agresión homófoba, no fue asaltado en su portal por ocho individuos tal y como había denunciado, sino que las heridas se las hizó en realidad la persona con la que mantenía una relación.

Fuentes policiales confirman a el diario El Mundo lo siguiente: «En la tarde de hoy, y gracias al trabajo de la Policía Nacional, el joven que el domingo denunció una agresión en el barrio de Malasaña de Madrid ha decidido rectificar su declaración inicial y ha declarado que las lesiones inicialmente denunciadas fueron consentidas. Esta declaración se produce sin perjuicio del desarrollo de las investigaciones y del procedimiento judicial».

La Policía no había podido encontrar ni un solo testigo de la agresión. Tampoco había podido encontrar imágenes de las cámaras de seguridad de la zona. Ante la presión ejercida por los agentes de las FCSE que querían saber la verdad del caso, el joven se ha venido abajo y ha confesado que la marca en los glúteos fue realizada por su compañero sentimental de manera voluntaria.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.