La Justicia sospecha de que Podemos no pagó los impuestos por la millonaria obra de su sede

Así lo sospecha el juez Escalonilla

Segundo golpe judicial del día para Podemos. El juez que investiga a Podemos por presunta financiación irregular, también ha puesto en duda que el partido de Pablo Iglesias pagara los impuestos que le correspondían por las obras de su sede en el Ayuntamiento de Madrid.

El magistrado sospecha de esa posibilidad, aunque remite información al Ayuntamiento de Madrid «por si procediera realizar una liquidación final del ICO (Impuesto sobre Construcciones y Obras) conforme al valor real».

Juan José Escalonilla, juez que investiga la presunta financiación ilegal de Podemos ha optado por archivar esta vía de investigación al considerar que no se ha acreditado que se produjera un delito de apropiación indebida por el incremento del presupuesto de la reforma, aunque sí señala que «consta indiciariamente acreditado que el partido político Podemos no licitó realmente dichas obras».

El magistrado califica de «insólito» que el precio inicial de la reforma de la sede del partido fuese de 650.000 euros y acabara costando más del doble: «Resulta totalmente contrario al procedimiento propio de una licitación pública».

«Cabe concluir racionalmente que el hecho de que tanto en el Proyecto Básico como posteriormente en el Proyecto de Ejecución se consignaran unos precios mínimos, obtenidos de la aplicación informática anteriormente expuesta publicada por la Comunidad Autónoma de Madrid, obedeció a la finalidad de pagar una cantidad inferior a la procedente al Ayuntamiento de Madrid por el Impuesto de Construccione», asegura el juez Escalonilla.

«Se ha requerido en dos ocasiones al partido político Podemos a los efectos de que presentara la documentación acreditativa de la regularización del pago de dicho impuesto sin que hasta la presente fecha se haya presentado el documento acreditativo de la liquidación final del importe del ICO conforme al valor real de las obras», añade.

Según detalla ‘Vozpópuli’, el arquitecto de la obra explicó que » su valoración inicial respondía a unos precios mínimos de referencia comprendidos en una aplicación informática publicada por la Comunidad Autónoma de Madrid en el año 2015 y que no fue actualizada hasta 2020, después de la reforma».

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.