Los guardias civiles que supuestamente obligaron a clientes en un bar a cantar el ‘Cara al Sol’ son absueltos

Los guardias civiles no han sido declarados culpables

Los guardias civiles acusados de obligar a los clientes de un bar de la localidad leonesa Carrizo de la Ribera a cantar el ‘Cara al Sol’ y a meterse balas en la boca, tal y como dictaminó el Juzgado de lo Penal número 1, han sido absueltos según ha afirmado la Audiencia Provincial de León.

La Fiscalía solicitaba dos alos de cárcel por un delito de coacciones, pero de acuerdo con la información aportada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, se han desestimado los recursos interpuestos contra la resolución del Juzgado de lo Penal.

El Juzgado ha considerado que «no consta acreditado» que los acusados hicieran «ostentación de su condición» de agentes de la Guardia Civil. Tampoco consta que obligaran a los presentes a apagar sus teléfonos ni a fumar, así como tampoco se han encontrado pruebas de que bajaran la puerta del local diciendo «que de allí no se movía nadie» y que «mandaban ellos».

No se ha podido probar tampoco, de acuerdo con la decisión de la Audiencia, que accedieran a la barra y se sirvieran bebidas alcohólicas a la vez que ponían música en el ordenador del local incluyendo el himno franquista ‘Cara al Sol’. De la misma manera, no se han encontrado pruebas de que sacaran sus armas reglamentarias y presionaran a los clientes a injerir las balas en la boca.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.