Miles de personas acusan al Gobierno de Sánchez de «dividir a los españoles» con la Ley de Memoria

Muchos españoles rechazan la Ley de Memoria

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la nueva Ley de Memoria Democrática, una norma que tiene el sello de la ex vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. El Gobierno ha defendido que esta ley permitirá a España «no volver a repetir etapas negras del pasado como la Guerra Civil y la dictadura de Franco».

Incluso el Gobierno se ha atrevido a criticar al Partido Popular por no apoyarla: «Ninguna formación democrática debería tener ningún problema con una ley que lo que hace es homenajear a víctimas de una dictadura».

El Gobierno ha explicado que la ley permitirá cerrar aquellas fundaciones «que inciten al odio o enaltezcan la dictadura» o «humillen a las víctimas», lo que sitúa a la Fundación Franco al borde de ser cerrada.

Asimismo se creará una Fiscalía de Sala de memoria democrática que «investigará violaciones e impulsará la memoria de las víctimas», con el fin de «investigar los crímenes que se produjeron en la dictadura». El texto también promueve la «resignificación del Valle de los Caídos». «No podrá haber ningún cuerpo de ninguno de los protagonistas en ningún lugar primordial del Valle».

Los españoles han criticado que en plena crisis económica, el Gobierno tenga esta prioridad. Además, también han criticado que el Gobierno se dedique a «dividir a los españoles».

«Vale ya de mantener la herida ( que ya estaba casi cerrada ) abierta . Vale ya de hacer política con el espejo retrovisor . Vale ya de hacer que la gente configure su sentido del voto, en función de lo que pasó hace 80 años en este país. Vale ya de versiones oficiales e inapelables de la historia», dicen algunos lectores de el diario El Mundo en sus comentarios.

«El PSOE todo lo que toca lo prostituye. Hasta la memoria», afirman algunos españoles.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.