Pedro Sánchez permite la incitación a la violencia de Podemos: calla ante la peligrosa postura de Pablo Iglesias

Silencio de Sánchez

Silencio absoluto de Pedro Sánchez ante las llamadas a la violencia por parte de sus socios de extrema izquierda. El tuit de Pablo Echenique apoyando a los jóvenes que protagonizaron violentas protestas en Madrid, Barcelona, Valencia y otros puntos de España, no ha tenido reacción alguna por parte del presidente del Gobierno.

Las protestas por Pablo Hasél han demostrado que el Gobierno está fracturado, y también, que Pedro Sánchez no tiene interés alguno en salir en defensa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante el apoyo de Podemos a los altercados que han provocado destrozos y heridos.

El partido de extrema izquierda se ha volcado de lleno con sus simpatizantes más radicales. Pablo Echenique escribió en Twitter: «Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol. La violenta mutilación del ojo de una manifestante debe ser investigada y se deben depurar responsabilidades con contundencia». Ya en el Congreso de los Diputados, Rafael Mayoral, siguiendo las órdenes de su jefe, Pablo Iglesias, dijo negándose a condenar la violencia: «Hay sectores que no quieren abordar los problemas de fondo, que tratan de abordarlos como problemas de orden público».

Las arengas de Podemos han sido respondidas por Pedro Sánchez con silencio. El presidente del Gobierno no considera oportuno posicionarse firmemente al lado de la Policía Nacional, que en los días de protestas, ha sufrido los ataques más violentos por parte de una extrema izquierda que quiere apropiarse de las calles con violencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.