Pedro Sánchez tiembla: un juzgado de Madrid investiga si autorizar el 8M pese al coronavirus fue delito

La Justicia ya investiga al Gobierno socialcomunista

Pedro Sánchez tiembla y la verdad, tiene motivos para hacerlo. Un juzgado de Madrid ha acordado iniciar una investigación penal contra el delegado del Gobierno en la comunidad de Madrid, José Manuel Franco Pardo.

La juez ha adoptado la decisión después de que el delegado socialista en Madrid fuese denunciado por permitir la manifestación del 8-M «a pesar de los datos con que se contaba en los primeros días de marzo de 2020 y, singularmente, a pesar del informe del Centro Europeo para el control y prevención de enfermedades del 2 de marzo de 2020 sobre el coronavirus».

La denuncia señalaba que el Gobierno podría haber incurrido en un delito de «prevaricación administrativa», un delito que podría ser modificado por el de «delito de lesiones por imprudencia profesional».

«En opinión de esta instructora, y con todas las cautelas propias de esta fase inicial de la investigación, resulta imprescindible incoar diligencias previas y practicar las diligencias que se dirán, a fin de – a la luz de las consideraciones expuestas – clarificar éstos y cuantos otros extremos permitan esclarecer si estamos o no ante hechos delictivos», se lee.

También solicita a la Guardia Civil que le informe del curso que se dio al informe «del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades en lo que a España se refiere».

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.