Siguen acusando a Podemos de haber atacado su propia sede: «¡Es un montaje!»

Las acusaciones en redes sociales no cesan