Sin una rueda de los trenes de aterrizaje, con un motor inutilizado y con 130 pasajeros a bordo, el avión del vuelo Air Canada AC837 se está preparando para aterrizar.

El vuelo, que partió en dirección a Toronto a las 14.33h, reportó un problema en el despegue, siendo obligatorio su regreso a Madrid para realizar un aterrizaje de emergencias que con casi toda seguridad se producirá en una hora.

Actualmente el avión se encuentra volando en círculos en torno al aeródrogomo «quemando combustible» para que el avión pese menos y también, para que las probabilidades de que se produzca un incendio durante el aterrizaje como consecuencia de posibles chispas se reduzca al mínimo.

El aterrizaje es de alto riesgo. Todo hace indicar que se expanderá material retardante del fuego en la pista en la que aterrice para que no surjan llamas durante el aterrizaje.

El avión afectado tiene 30 años de vida, cuando la media de un avión de estas características es de 25 años. Un avión F-18 de la Fuerza Aérea española está acompañando al avión para supervisar los daños y ayudar al piloto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here